lunes, 29 de diciembre de 2014

Oración al Dios invisible que nos ha iluminado en su Encarnación

Giotto. Maestà di Ognissanti

Dios invisible y todopoderoso,
que disipaste las tinieblas del mundo
por la venida de la luz verdadera,
míranos con bondad,
para que nuestras alabanzas proclamen dignamente
el sublime nacimiento de tu Hijo unigénito.
Que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo,
y es Dios, por los siglos de los siglos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario